Las velas de cera de soja son 100% naturales y 100% ecológicas.

Es un producto sostenible ya que es uderivado de una planta, fuente ilimitada, renovable y biodegradable. Consumirla y divulgarla promueve la agricultura.

No contienen grasa animal lo que las hace aptas para veganos.

Su combustión no constituye ningún riesgo porque son 100% naturales y no son tóxicas.

No aumenta los niveles de dióxido de carbono en el ambiente al calentarse.

No producen residuos ni hollín.

No alcanzan temperaturas tan altas (su punto de fusión está entre 40ºC y 45ºC) por lo que el riesgo de quemaduras se ve muy limitado.

Las mechas son 100% naturales, realizadas de filamentos de algodón puro. No producen humo tóxico. No contienen partículas de plomo.

La cera de soja tiene un punto de fusión bajo por lo que se quema completamente y deja el recipiente limpio. La vela se aprovecha íntegramente, no hay desperdicio.

Se combustiona lentamente haciendo que las velas duren de 2 a 3 veces más tiempo que las de parafina. Más rentables y mayor luminosidad.

Es soluble en agua. Facilidad de limpieza sobre superficies y tejidos.

Las velas de soja perfuman delicadamente el ambiente incluso sin encenderlas, porque al tener un punto de fusión más bajo conservan mejor el aroma y lo liberan más suavemente y con más estabilidad. 

Tienen una textura suave, “cremosa”,  dándole a la vela un acabado muy suave y agradable a la vista. Al derretirse la cera se transforma en un aceite vegetal.

Al ser 100% natural y no ser un derivado del petróleo no afectará ni cambiará el color de paredes y muebles.